Belleza

¡Cuida tus pestañas!

By  | 

Estuve perdida una semana por una complicación médica que no es grave, pero muy dolorosa. Hoy he vuelto a trabajar, al blog y espero que también a grabar (lamentablemente no pude ir al seminario del que les hablé 🙁 ). Pero dejando de lado este diagnóstico médico también tuve otras cosas en las pestañas. De eso les hablaré hoy (alguna maldición me cayó este 2014).

Cuidados de las pestañas

Hace más o menos una semana fui al oftalmólogo por un desagradable y doloroso orzuelo. La buena noticia es que veo perfectamente, la mala, no puedo usar maquillaje por unas semanas. El orzuelo ya sanó, el problema estaba en que el médico me dijo que la causa más probable es una blefaritis. De eso les hablaré hoy y daré algunos cuidados para evitarla.

¿Qué es la blefaritis?

La blefaritis es la hinchazón o inflamación de los párpados, donde están localizados los folículos de las pestañas. Las glándulas en la base de las pestañas producen mucho aceite el que se acumula y desencadena este mal. Suele ser una condición crónica, pero que se puede mantener controlada y con una buena limpieza evitamos los molestos orzuelos. Para diagnosticarla es necesario que un oftalmólogo haga un examen ocular, ya que es difícil verlo a simple vista, pero con los instrumentos que ellos tienen se pueden ver unas escamitas en las pestañas que evidencian la afección.

Tratamiento

A mí el médico me dijo que usara un ungüento antibiótico (Oftagen) por las noches durante 7 días. Además las compresas calientes (o tibias para no quemarnos) son buenas para que las escamas cedan y salgan. Pero es importante que un médico lo diagnostique y entregue el tratamiento adecuado, yo solo les digo lo que a mí me recomendaron.

Pero no quiero centrar este post en la blefaritis propiamente tal. Veamos el cuidado y limpieza de las pestañas para evitar esta condición. Y también porque como nos encanta usar máscara de pestañas y sombras, es necesario tener una limpieza adecuada de los ojos, que suelen ser delicados.

Higiene de las pestañas

Lo han escuchado miles de veces, la rutina de limpieza es crucial para que los productos penetren bien y para que el maquillaje se luzca. Y no lo dicen porque sí, lo dicen porque es cierto. Además de lucir el maquillaje y de que los compuestos de las cremas penetren bien en la piel vamos a evitar algunos males como éste.

Lo primero es retirar por completo el maquillaje. Usa tu desmaquillante favorito y específico de ojos, yo uso el bifásico de Neutrogena. Usa tantos pétalos de algodón como sean necesarios hasta que salga limpio. Muchas veces uno no es suficiente (dependiendo también de la máscara que tengas).

Ahora puedes hacer tu rutina de limpieza habitual o pasar al cuidado de ojos directamente. El orden no importa, lo importante es realizarlo bien y a conciencia. Con un cotonito mojado en agua tibia frota suavemente la base de las pestañas por unos 15 segundos. También puede ser con una esponja sin pelusa, pero yo prefiero la primera opción porque al ser desechables es menos probable que junten bacterias.

También hay quienes recomiendan lavar las pestañas con algún champú de bebé. La idea es escoger uno suave y que evite lágrimas. Una buena opción es tener una botella en la ducha y hacerlo cuando te laves el pelo. ¡Este champú también sirve para lavar tus brochas!

Lo ideal sería realizar esto todos los días, pero si ya es difícil tener una rutina de limpieza facial, agregar otro paso puede ser engorroso. Puedes hacerlo una o dos veces a la semana, eso sí, debes desmaquillarte por completo cada día.

Pestañas Cuidado

Otras recomendaciones

De acuerdo a la página Ojos Sanos es bueno mantener una dieta a la que no le falten los ácidos grasos Omega . Come pescado, frutos secos, aceite de oliva, lo que ayudaría a evitar la blefaritis.

Otra recomendación es evitar frotarnos los ojos. Piensa que las manos andan por todos lados: te rascas la nariz, te sujetas de los pasamanos en el metro, usas el mouse todo el día. Por eso si te llegan a picar los ojos, aguanta hasta lavarte las manos o usa un pañuelo desechable.

No prestes tu maquillaje. Menos el de ojos. Esto no te convertirá en una persona poco generosa. Por el contrario, evitarás contraer alguna infección, no solo tú, sino también la persona a quien se lo prestarías. Además intenta en lo posible respetar las fechas de vencimiento, sobretodo de los productos líquidos o cremosos.

Si eres de las que aplica aceite de oliva o ricino por las noches al día siguiente debes sacar todo ese aceite. Recuerda que con el agua no se lleva bien, así que eso no será suficiente. prueba con agua micelar o un champú de bebé.

Algunas pueden pensar que las recomendaciones son exageradas. Si nunca te ha pasado con los hábitos que tienes ¿por qué ahora? Incluso yo lo pienso un poco, pero recuerda que cuando te pase (como a mí), vas a desear haberlas seguido.

Si has tenido al menos un orzuelo (o más) por año, si suelen picarte los ojos o si ves que tienes escamitas, entonces eres una persona que debería seguir estos consejos. Si por el contrario jamás te ha pasado nada considera al menos una vez a la semana hacer una limpieza completa y a conciencia. Para las fanáticas del maquillaje como nosotras una blefaritis es un enemigo. De verdad, ¿un par de semanas sin maquillaje? ¡Yo estoy deseando usar nuevamente mi máscara de pestañas favorita!

¿Y tú? ¿Sueles tener orzuelos? ¿Te han diagnosticado esta afección? ¿Cuidas tus pestañas?

¡Comparte y comenta!

Fuentes: Medline Plus, Ojos Sanos, eHow.

Imágenes de Google. Evité fotos desagradables.

4 Comments

  1. Pingback: Productos terminados que volvería a comprar - Dice la Clau

  2. Pingback: Tu sonrisa, el mejor accesorio + Sensodyne - Dice la Clau

  3. Pingback: El cuidado de párpados #BlogsAmigos - Dice la Clau

  4. Pingback: Cuida la piel de tus codos #BlogsAmigos - Dice la Clau

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Left Menu Icon
Dice la Clau