Moda y Tendencias

Limpieza del clóset: las prendas de las que debes deshacerte

By  | 

Con cada nueva temporada deberíamos hacer una limpieza del clóset y organización. Por lo menos dos veces al año, al empezar el otoño y al comenzar la primavera. Así lo tendremos ordenado, pero además dejaremos espacio para nuevas prendas que sí usemos. ¿Por qué? Porque es también el momento de botar a la basura ciertas prendas. Acá te contaré cuáles son esas piezas de ropa que sí o sí debes sacar del armario cuando haces una limpieza de clóset.

Limpieza del clóset

Al hacer una organización de tu clóset debes sacar todo para afuera. Luego debes limpiar las superficies, puedes hacerlo con toallitas con cloro. Pasar la aspiradora por los rincones y el piso y ver si es necesario hacer algún arreglo. Muchas veces las puertas correderas se trancan, es un buen momento para solucionar esto. Luego ya debemos revisar las prendas de a una y botar muchas cosas. Ojo, no hablamos de donar, si no de esas prendas que de verdad tienes que tirar a la basura.

Calcetines rotos o sin par

En Chile cuando un calcetín tiene hoyos se le llaman “papas”. Bueno, todos los calcetines con papas o con algún agujero deben ir a parar a la basura. Con el tiempo y el desgaste natural la tela de los talones suele irse volviendo cada vez más delgada hasta romperse. Cuando esto suceda (e incluso un poco antes) ya es hora de tirar esos calcetines.

También debes eliminar los que no tienen par. Por alguna razón desconocida muchas veces se pierde un calcetín del par. Créeme, si no ha aparecido su pareja en meses, ya no aparecerá. Bota también ese calcetín que se quedó sin su par.

Prendas percudidas

La ropa percudida es esa que antaño fue blanca, pero lavado tras lavado ha ido adquiriendo un color medio beige, amarillento o gris. Por eso es importante siempre lavar la ropa blanca junta y con algún detergente especial. Pero con el tiempo, muchas veces es inevitable que la ropa se percuda. Todas esas prendas que ya no son blancas, debes botarlas. Si las usas te verás descuidada y desaliñada.

Zapatos con los que sufres

Da lo mismo el tipo de zapato que sea, si de verdad sufres con ellos mejor bótalos. En este caso sí podrías ofrecerlos a una amiga o a tu hermana, pero si a ti te hacen daño deshazte de ellos. Hay algunas técnicas para no sufrir tanto con los tacones, pero si tienes un par que en un año has usado solo una vez, es mejor decirles adiós. Está bien que te guste la moda y las tendencias, pero la salud debería estar primero.

Blusas o prendas manchadas

No sé por qué, pero soy una experta en ensuciar blusas con manchas que no salen. Generalmente son de aceite y aunque siempre pienso que podrán desaparecer o pasar desapercibidas, en realidad no es así. Las manchas de aceite, si no se tratan inmediatamente, no saldrán más. Y aunque no lo creas, se notan. Lo mismo con otros tipos de manchas, como vino, chocolate o pintura. Incluso esa desagradable aureola que sale en la axila producto de la mezcla de desodorante con sudor. Cualquier prenda manchada, si no se limpia, bótala. No hay nada más que hacer.

Estas son las prendas que sí o sí debes tirar. Luego recomendaría también sacar toda la ropa que ya no te queda o que ya no usas, pero en ese caso puedes regalarla. Hace un tiempo saqué de mi clóset mucha ropa que me quedaba pequeña y la ofrecí por Facebook, ahí una chica que vende en la feria me contactó y se la di toda, ¡eran buenas prendas! Y seguro ella le sacaría más provecho que yo dejándolas en mi clóset.

¿Ya estás lista para hacer una limpieza del clóset?

Fuente: Glamour.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Dice la Clau