Belleza

Cómo afecta el frío a la piel

By  | 

El invierno trae consigo días más cortos y fríos. Y es esta última condición la que puede afectar nuestra piel. Es así como podemos sentir la piel más seca, enrojecida o tirante. Esto sucede por el frío (y los cambios bruscos de temperatura) ya que contrae los vasos capilares, lo que disminuye la irrigación sanguínea y genera que la piel reciba menos nutrientes y oxígeno, haciendo más lenta la renovación celular y deshidratando la piel.

“El frío afecta a todo nuestro organismo y, por supuesto, la piel, que es la más expuesta a las inclemencias del clima, es la que se ve más afectada, sobre todo las mejillas, el cuello, escote, labios y manos. También estos factores contribuyen al empeoramiento de patologías de la piel como la dermatitis atópica, el acné y la psoriasis”, destaca Paula Molina, químico farmacéutico de Farmacias Ahumada.

Consejos para que el frío afecte menos la piel

Por eso cuando hace más frío es necesario tomar medidas especiales. Lo primero y que vale para cualquier época, es mantenerte bien hidratada desde adentro, ¡bebe agua! Es súper importante. Pero además en invierno hay que sumar hidratación externa, con productos que protejan la primera capa de la piel y restablezcan la función de barrera. “En estos casos, siempre será importante elegir una crema, más que una loción, ojalá rica en urea, vaselina u otros componentes extra hidratantes, y aplicar varias veces al día”, indica Molina.

Un segundo consejo es no exagerar con la limpieza de la piel. Ok, sí, tienes que ducharte, pero ten cuidado con el uso de agua y jabón. La experta dice: “”El exceso de la limpieza o la exfoliación en este periodo elimina el hidratante natural de la piel. También utilizar el agua muy caliente o jabones corrientes. Idealmente, los baños deben ser con agua tibia y jabones que aporten hidratación extra”.

Lee más: No uses el agua muy caliente.

Otro consejo es humedecer el ambiente, protegerte del viento cuando salgas y utiliza bloqueador solar ¡aunque esté nublado! Estas cosas son indispensables para tener una piel sana en meses fríos.

Frío y enfermedades existentes

Hay algunas enfermedades a la piel que se agudizan cuando hace frío, por eso hay que prestarles mayor atención en invierno o cuando hace frío. Una de las más importantes es la psoriasis. Según estadísticas de la Corporación de Psoriasis Chile calcula que en el país medio millón de personas la padecen. “La deshidratación y sequedad a la que se enfrenta la piel, más una con psoriasis, genera un mayor impacto en los síntomas de los pacientes. Sumando a esto, hay menor cantidad de luz UV que es beneficiosa para esta patología generando un efecto inmunomodulador. En este sentido, la utilización de productos hidratantes, tratamientos tópicos con corticoides o derivados de la vitamina D, además de suspender todo tipo de agentes abrasivos como perfumes o colonias es clave”, explica Molina.

Lee más: Enemigos de la piel.

La urticaria y la dermatitis atópica también se ven afectadas por el frío y la calefacción. Estas enfermedades producen enrojecimiento, picazón e inflamación en las zonas afectadas. Paula Molina señala que hay que tener cuidado con la urticaria ya que podría generar mareos, dolor abdominal o hasta dificultades respiratorias. Por eso los pacientes que sufren de esta enfermedad deben tomar medidas especiales, protegerse siempre del frío y mantener su enfermedad bajo control.

Y por supuesto no olvides que un cuerpo sano empieza por nutrirlo desde adentro, mantener una alimentación balanceada y saludable es la base para que estés en óptimas condiciones.

¡Ya sabes cómo el frío puede afectar tu piel!

Información compartida por Farmacias Ahumada.

¡Guarda esta entrada para más adelante en Pinterest!

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Dice la Clau