Vida y Panoramas

Beneficios de tomar siesta

By  | 

Tomar una pequeña siesta después de almuerzo puede traer varios beneficios. Lo importante, es no excederse en el tiempo para que no sea contraproducente. Algunos lugares de trabajo están entendiendo que dormir siesta puede hacer el trabajo más eficiente, por lo que están incorporando espacios para que los trabajadores puedan recargar pilas.

Beneficios de la siesta

La llamada power nap es una siesta de solo 20 minutos que te recarga de energía en medio de la jornada. Es importante respetar este tiempo, son necesarios solo 20 minutos para recargarse. Si se te pasa este tiempo al final vas a tener más sueño. Vamos a ver los beneficios y desventajas de la siesta según el tiempo.

Lee también: Los riesgos de no dormir lo suficiente.

Siesta de 20 minutos

La siesta perfecta es de 20 minutos. No alcanzas a entrar en la etapa REM más profunda, pero sientes que tuviste un descanso de calidad. Te va a dar la energía necesaria para continuar tu jornada de trabajo. Luego de esta siesta sientes que aumenta la concentración, el desempeño, las habilidades motoras y los reflejos.

30 minutos durmiendo

¡Aléjate de acá! Si vas a dormir siesta que no dure 30 minutos. ¿Por qué? Provoca inercia del sueño, cuando despiertas te sientes más cansada, atontada y desorientada.

1 hora de siesta

Una hora durmiendo ayuda a tu cerebro a recordar lo que has ido aprendiendo en el día: caras, nombres, hechos, lugares. Una siesta de una hora mejora el nivel de alerta de una persona.

Beneficios de tomar siesta de 90 minutos

Este tiempo impacta de manera positiva en el estado de ánimo, potencia la memoria y la creatividad. Así que cuando estés estancada es una siesta ideal.

El problema de las siestas de hora u hora y media, es que son muy largas para la jornada laboral, y como hay que cumplir horarios y la idea es no trabajar hasta tan tarde, entonces se hace imposible en el día a día.

Más de 90 minutos

Seguro con más de 90 minutos vas a quedar súper bien. Pero no vas a poder dormir en la noche, lo cual es muy necesario. Y si lo haces habitualmente vas a desarrollar un trastorno crónico del sueño.

Si puedes hacerte el hábito todos los días sería ideal. Entre las una y las tres de la tarde es el momento ideal, así que aprovecha esas ganas de dormir de después de almuerzo para una power nap.

¡Aprovecha todos los beneficios de tomar siesta!

¡Guarda esta entrada para más adelante en Pinterest!

*Fuente: Glamour.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Dice la Clau