Belleza

Consejos para mujeres con piel sensible

By  | 

Hay mujeres afortunadas que pueden hacer cualquier cosa con su piel. Usar exfoliantes gruesos, exponerse al sol y no quedar como tomates o usar cualquier producto sin miedo alguno. Durante mucho tiempo yo pensé que era parte de este selecto grupo. Sin embargo, o nunca lo fui o mi piel cambió. La verdad es que todas tenemos la piel sensible en mayor o menor medida, lo que pasa es que la piel del rostro es más delicada que la de otras zonas como los brazos o las piernas. Si tienes la piel sensible querrás seguir estos consejos.

Cómo tratar la piel sensible

Duerme en fibras naturales

Mientras dormimos producimos sudor y aceite. Si usas una funda de almohada de alguna fibra natural, ésta absorberá eso que producimos. Mientras las fibras sintéticas lo que harán será crear una película que irás rozando toda la noche, lo que agravará tus problemas de piel sensible. Además, cuando laves las sábanas o fundas no uses suavizante ni la secadora, ya que podrían quedar residuos que tampoco le harán bien a tu piel.

Lee también: Cómo cuidar la piel del rostro.

Vuelve a lo básico

Con esto me refiero a los productos que utilizas. A veces usamos demasiados productos, porque nos dicen que hay que exfoliar, limpiar, tonificar, hidratar, usar un sérum, protector, primer, base… y sigue. Está bien que de vez en cuando te des un momento de spa y uses varios productos, pero la mayoría de las veces vuelve a lo básico. Usa un limpiador suave y gentil, tonifica, hidrata y protege. Nada más. Lee bien las etiquetas de los productos para que te asegures de que tratarán bien a tu piel. A veces hay que darle un detox a la piel de tanto producto.

Limpia a conciencia tu piel sensible

La limpieza es muy importante para el rostro. Por la mañana sacarás todo exceso de grasa y sudor que tuviste por la noche. Además quedará lista para una buena rutina de cuidado y maquillaje. Por la noche debes sacar muy bien todo el maquillaje y las partículas nocivas que se acumularon en tu piel. Si ves que en alguna zona de tu rostro se acumulan puntos negros, es que esa zona la estás descuidando. Suele ser la nariz o el mentón, empieza a darle mayor énfasis a esa área.

Lee también: Errores que cometemos durante la limpieza del rostro.

Evita las fragancias

Las fragancias sintéticas de los productos cosméticos generan reacciones desfavorables en tu piel y tienden a ponerla roja. Además podrías ser alérgica a ciertas fragancias y no queremos que tu piel sensible sobre reaccione. Elige productos con olor neutro o que diga que están libres de fragancias. No es lo más entretenido del mundo, pero mejor es tener una piel saludable.

Prueba otros exfoliantes

Los exfoliantes tienen partículas que rasguñan la piel. Esto hace que la piel se irrite y se ponga roja. Básicamente, si tu piel es muy sensible, además de eliminar células muertas también la estarás dañando. Busca un exfoliante que esté indicado para pieles sensibles y úsalo como mucho una vez a la semana. Si tienes una buena limpieza diaria no será necesario que abuses de la exfoliación.

¡Empieza a poner en práctica estos consejos para piel sensible!

Fuente: Cosmopolitan.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Left Menu Icon
Dice la Clau