Vida y Panoramas

Aprende cómo controlar los gastos

By  | 

Ya te he hablado anteriormente sobre ahorrar dinero. Es que es súper importante para el futuro, ante cualquier emergencia o si piensas comprar un auto o una casa, por ejemplo. No se trata de ser tacaña, pero tener un llamado “colchón” te servirá ante cualquier eventualidad. Pero para ahorrar hay que saber primero controlar los gastos. Si puedes quitar por una parte entonces podrás ir llenando tu alcancía. Lee los consejos a continuación.

¡Al final hay una infografía para que puedas guardar!

Empieza a controlar los gastos

1. Ten un presupuesto

Durante un mes anota todos tus gastos. Desde los gastos básicos como arriendo y cuentas, hasta los más pequeños como comidas ocasionales y gustos que te das. Teniendo claro dónde gastas tu dinero podrás ir haciendo un presupuesto. Hay gastos fijos que no puedes modificar, pero otros sí. Come más en la casa y menos afuera, en el supermercado elige marcas más baratas. Considera si realmente es necesario tener una blusa nueva cada mes.

Viendo por dónde puedes recortar, serás de capaz de tener un presupuesto mensual al que puedas ajustarte. El resto lo puedes ahorrar.

2. Disminuye gastos

Ligado al final del punto anterior. Cuando veas dónde gastas el dinero podrás disminuir y controlar los gastos. No puedes pagar menos arriendo, pero sí menos tazas de café al día o golosinas. Anda más a pie, bicicleta o transporte público y menos en taxi. Sé realista. Muchas veces me siento tentada a comprar más stickers para las agendas, ¿pero los necesito? No en realidad, aunque también caigo, no se trata de cambiar de un día para otro, pero sí de ser más conscientes.

Además ahorra en pequeñas cosas. No malgastes el agua ni la luz. No solo ayudas con un granito de arena al medio ambiente, también se reflejará en las cuentas. Cuando salgas por un fin de semana deja todo desenchufado (menos el refrigerador, claro). Los electrodomésticos aunque estén apagados tienen un pequeño consumo si están enchufados.

3. Mantente motivada

Ponte un objetivo que te motive. Un viaje, por ejemplo. Si tienes algo en mente será más fácil que controles tus gastos y ahorres dinero. Luego, cuando llegue el momento de viajar, tendrás gran parte del dinero o incluso todo. De esta manera puedes viajar sin preocupaciones, era algo que ya tenías presupuestado.

4. Considera los gastos frecuentes

¿Siempre has ido al gimnasio? ¿Haces cursos en alguna plataforma online? ¿Clases de baile? Sigue haciendo esas cosas, solo considera que si pagas anualmente saldrá más barato. Quizás pienses que es una pequeña diferencia, pero al ir sumando se junta una gran cantidad de dinero. No se trata de que dejes todos tus gustos, pero sí que sepas cómo manejarlos para mantenerte en un presupuesto adecuado.

5. Ten una alcancía

Puedes pensar que es cosa de niños, pero no. Si tienes 1 dólar (referencia), ¿compras un chocolate o lo guardas en la alcancía? Ya sabes la respuesta que te daré. Mejor guarda todas las monedas y billetes de valor bajo. Hace años empecé a juntar billetes y monedas de 500 pesos (chilenos) en una alcancía. El objetivo era viajar a Machu Picchu. Por una cosa u otra no hice el viaje, pero cuando abrí la alcancía tenía el dinero suficiente como para realizar el viaje. Pronto me compraré otra alcancía para seguir dejando las monedas ahí, de verdad que sin darse cuenta uno junta bastante dinero.

¡Ya sabes cómo puedes controlar tus gastos!

Controlar los gastos

Fuente: Glamour.

 

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Left Menu Icon
Dice la Clau