Revisiones

Depilación: mi opinión y primera impresión de las bandas de cera fría

By  | 

Chicas, hace tiempo quería hacer un post de opinión sobre la depilación. Sin embargo, lo dejé pasar y después se me desinfló el tema.

Pero hoy quise retomarlo, ya les voy a contar por qué.

Sobre la depilación

Hace ya varias semanas en la Revista Mujer de La Tercera una de las columnas de opinión (de esas que están en las primeras páginas) hablaba sobre estar peludas. Lamentablemente no tengo ya la publicación y no recuerdo cuál fue la columnista (por eso había dejado de lado el tema), pero en resumen dejaba a los pelos en las mujeres como algo antinatural y asqueroso ( de hecho creo que salía la palabra “asco”, literalmente)…

Me molestó mucho esa columna porque ¡nos crecen pelos! Sí, a algunas más que a otras, pero todo ser humano tiene pelos en todo el cuerpo, salvo en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Pero es absolutamente natural que una mujer tenga pelos. Y no tiene por qué ser asqueroso.

Poco tiempo después mi pololo me preguntó por qué no estaba usando vestidos si hacía calor… y claro, le comenté que no había ido a depilarme. El diálogo siguió más o menos así:

-¿Y por qué no te has depilado si a ti te gusta?- me preguntó.

-Ah claro, me gusta ir a un lugar, que me miren, me pongan cera caliente y me provoquen dolor sacando los pelos- le respondí.

-No, me refiero a que te gusta la sensación de estar depilada.

La verdad es que para mí la sensación de estar con o sin pelos es la misma. Al tacto de las manos no, pero mis piernas se sienten bastante similar.

Después de eso me rebelé y no me depilé. Usaba pijamas cortos y andaba por la casa con mis piernas peludas. Bien peludas. Pero cada vez que salía usaba pantalones. ¿Por qué? ¿Por qué tengo que sentir vergüenza de andar con mis pelos al aire?

Lamentablemente soy muy tímida y no soy de esas mujeres que van contra la sociedad para rebelarse contra el sistema. Soy una mujer normal y tímida. No me gustaría escuchar comentarios en la calle sobre mis piernas peludas. Pero amaría no tener que depilarme nunca más (me siento esclavizada, me duele y más encima gasto plata). La mujer tiene derecho a TENER pelos, porque la naturaleza nos hizo así, porque es normal, aunque no sea “bien visto”.

La cosa es que como soy parte de esta -maldita- sociedad, tuve que depilarme. Voy a viajar al sur y caminar harto y si el tiempo lo permite espero andar con shorts, así que nada, me sentí obligada a depilarme. Pero ya no me voy a  preocupar tanto como antes.

La cosa es que me dio mucha flojera ir a un centro de depilación y pensé hacerlo con crema en la casa. Mientras estaba en la farmacia vi las bandas de cera fría y -aunque hace años no tuve una buena experiencia- decidí comprar esas. Para la mitad de la pierna inferior. En la otra mitad (donde los pelos son más finos y se ven menos) usar la crema.

Depilación en frío

Tengo que decir que me encantaron las banditas famosas. Todavía preferiría no depilarme, pero si tengo que hacerlo esas bandas son una excelente opción. Eso sí, hay que estar preparada para que duela (aunque tampoco es tanto) y hacerlo rápido. Hace años usé las bandas y como no lograba retirarlas de un solo tirón me dejé la embarrada con la cera.

Yo usé unas de Veet para piel normal y me funcionaron súper, así que para mí esas están bien. Pero ojo que me las compré yo y no le estoy haciendo publicidad a ninguna marca en particular, sino al producto en sí, las bandas de cera fría.

Espero que en unos años a nadie le importe si las mujeres andamos peludas o no, pero por mientras, aunque no me guste, tendré que seguir depilándome.

¿Ustedes las han probado? ¿Qué piensan de la depilación?

*Este tipo de post de opinión los hago sin escribir un borrador antes, por eso me disculpo si algunas partes están medio enredadas o si no está tan bien escrito.

 

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Left Menu Icon
Dice la Clau